¿Debe suprimirse el Ejército de Guatemala y dejar sin ninguna posibilidad de apoyo a una fuerza de seguridad civil cuando una amenaza que enfrente pudiera sobrepasar su capacidad de reacción y que además no posee un centro de formación profesional?


This site will be discontinued. Please find an alternative.
 

En Guatemala se usa mucho la analogía de la olla de cangrejos para describir un comportamiento social que pareciera perjudicar a aquel que quiere salir adelante. La historia permite observar acciones de grupos que actúan según sus convicciones con actitudes muchas veces al margen de la ley.

Las crisis sociales de los últimos años han sido resueltas – con aciertos y desaciertos – por el apoyo en muchos casos de un ejército profesional.

 

¿Cómo actuaría la delincuencia común y organizada si supiera que la fuerza de seguridad civil no cuenta con un respaldo militar?

 

¿Cómo actuarían sectores sociales que en su legítimo derecho protestan pero con medidas de hecho que perjudican al resto de ciudadanos desafiando la disposición de la autoridad política de turno?

Si la fuerza de seguridad civil – en caso que no haya ejército – aún no cuenta con una sólida formación ética y profesional, conciencia del deber, sentido abnegado, cultivo de valores y respeto de una jerarquía de mando ¿Qué sucederá si los integrantes de una policía así, llegasen a sentir algún tipo de inconformidad y se rebelen como ya sucedió en pleno 2007 con el amotinamiento de las FEP?

 

Si la política de gobierno decide llevar fuerzas de seguridad a los lugares menos accesibles del país ¿irán solos, están entrenados, tienen el espíritu de sacrificio necesario? ¿Cuánto tiempo llevará preparar a la fuerza de seguridad civil con estas capacidades? (El Ejército de Guatemala forma sus oficiales desde 1873).

 

¿Qué sucede cuando un estadista toma decisiones que pueden llevar a un desastre nacional y la fuerza del orden existente no posee el profesionalismo, criterio, patriotismo y carácter necesario para evitar dicho desastre? (Presidente Serrano Elías 1993). ¿Está la fuerza de seguridad pública en capacidad de resolver el conflicto entre la obediencia y la sabiduría política?

 

¿Podrá la fuerza de seguridad civil resolver un conflicto entre obediencia y competencia profesional, cuando un superior de la misma institución emita una orden que resultará en un desastre nacional? (General Rios Montt removido de su cargo en 1983).

 

La madurez de una institución que garantice efectiva y seriamente el orden constitucional, sólo se logra con el paso del tiempo y la experiencia proveniente de la participación en la historia política del país.

 

El Ejército de Guatemala tiene hoy una nueva doctrina. Su mentalidad se plantea en todos los niveles con lealtad al ideal militar de una ética profesional renovada, que busca el servicio a la sociedad y contribuir según lo ordene la autoridad civil a incrementar progresivamente la seguridad y el desarrollo. La práctica de esta nueva mentalidad le ha dado al ejército de Guatemala una perspectiva única que lo ha llevado a racionalizar su papel  y su comportamiento.




Si 17% (6)
 
No 83% (29)
 
 
Total votes  100% (35)


Comments


Your name:
Comment:
Security code:
Security code:

¿Debe suprimirse el Ejército de Guatemala y dejar sin ninguna posibilidad de apoyo a una fuerza de seguridad civil cuando una amenaza que enfrente pudiera sobrepasar su capacidad de reacción y que además no posee un centro de formación profesional?
Si
No
= see results =